Mostrando entradas con la etiqueta EDIPO REY. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta EDIPO REY. Mostrar todas las entradas

5 may. 2012

Edipo Rey de Sófocles.Vida Obras.Resumen e influencias

SÓFOCLES (497-405 a.C)

 INTRODUCCIÓN. VIDA Y OBRAS

 Nacimiento: Nació en el año 497 a. C en el demo ático de Colono, era hijo de Sófilo, fabricante de armas y pudiente dueño de esclavos.
1a. –VIDA  Y FORMACIÓN:
 Su padre Sófilo le dio una esmerada educación en música, (esto se advierte en la musicalidad y expresividad de algunos pasajes corales), en gimnasia y en el culto tradicional.
Carácter del autor:
Era prudente, moderado, muy religioso y afable de trato. Supo armonizar política y religión, la tradición y las ideas progresistas de su época, (la corriente  de los sofistas y del círculo ilustrado que rodeaba a Pericles). Todo esto influyó en su éxito literario y en la elección para sus cargos políticos.
 Sus biógrafos resaltan las cualidades de “filathenaiótatos” o “muy amante de Atenas” (nunca abandonó Atenas para dirigirse a otras Cortes como Eurípides) y de "theosebéstatos" o "el más piadoso del mundo", que se reflejan en su elevada religiosidad y actitud política. También en sus obras.
Su religiosidad (piadoso) se refleja en las siguientes anécdotas y aspectos:
1)      Ejerció el Sacerdocio (420) en un acto oficial político y tenía una estatua de Asclepio en su casa.
2) Corona de oro robada de la acrópolis, Heracles en sueños le revela donde estaba escondida y la devuelve.
3) Vocabulario religioso que aparece en su obra: “Miasma”, “manchas”, “cadáver insepulto”, “purificar”, “expiación”, “pestilencia de la ciudad” (peste como castigo religioso), “puro e impuro”.
 4)  A los 17 años dirigió desnudo con una lira, un peán triunfal a la victoria de Salamina (480) a. C. Formó un thíasos (grupo musical y poético) con hombres dedicado a las Musas.
Los cargos políticos:
Participó activamente en política desempeñando funciones “militares” como estratego en el 441 con Pericles, “políticas” en el 413 al ser elegido Próbulo, miembro de la Probulé (uno de los diez consejeros o próbulos) y “financieras” en el 443 a. C., al ser elegido helenotamías o tesorero público de la Liga ático-délica; sin embargo, no fue un político ni militar muy brillante, y destacó más como dramaturgo. Su elección como estratego junto con Pericles tal vez sea como recompensa por el éxito literario de su “Antígona” (441) y Edipo Rey.
Estuvo casado 2 veces: La  1ª, con Nicóstrata, con quien tuvo a Yofonte, fue dramaturgo y denunció al padre por sus preferencias hacia su nieto (Sófocles) el joven. La 2ª, con una meretriz respetuosa, Teóride de Sición, con quien tuvo a Aristón  y éste a su vez tuvo al poeta trágico Sófocles, el joven nieto de Sófocles.
Su muerte y fama posterior:
Fue enterrado en la necrópolis familiar de Decelia (405 a. C), y fue heroizado al morir, recibió sacrificios anuales y el sobrenombre de “Dexión” (acogedor o diestro) por su destreza moral, cívica  y literaria.
En vida y muerte se ganó la fama y favor de sus contemporáneos con numerosos premios literarios y nombramientos políticos. Como dramaturgo fue el trágico del siglo V de Atenas más apreciado y premiado, pues obtuvo 24 premios en las Dionisias de teatro. Frínico en su frag.31 a las Musas recoge un “retrato feliz y jovial del poeta “al hacer su elogio fúnebre, este carácter idealizado es el que aparece en la escultura anónima del siglo IV a. C. y en los retratos del Museo Laterano y Tenerani, donde se refleja su hombría y rostro sereno y grave.
1b. - ÉPOCA: Vivió la euforia del triunfo de las Guerras Médicas y de la batalla de Salamina, 480 a. C. Vivió los acontecimientos de las Guerras del Peloponeso (464-404 a. C) y la caída de Atenas frente a Esparta, contempló la crisis intelectual de los sofistas y de sus debates: Ley divina frente a las leyes humanas, la ley natural y la humana o convencional,  la razón y lo irracional, lo justo y lo injusto.
1d. - SU OBRA:
1d. - Innovaciones como dramaturgo:
1        Aumentó de 12 a 15 coreutas el número del coro.
2        Escenografía (bastón recurvado, color blanco del coturno). Introduce el tercer actor.
3        Piezas individuales y no en trilogías. Acabó con la tradición de los actores de actuar como actores de sus obras. Modo musical frigio.
 Técnica dramática:
 1. - Ironía trágica (Ambigüedad semántica y de doble sentido).
2. - Contrastes y oposición de sus personajes, que se presentan en la escena por la expresión de ideas contrarias y en diálogos contrapuestos de tesis y antítesis.
Algunos aspectos de su carácter y de su pensamiento pudieron también contribuir a sus éxitos literarios (a parte de sus incuestionables méritos literarios) y a la elección de algunos cargos políticos para los que fue elegido):
 Por su actitud moderadora y conciliadora entre ambas corrientes, la tradicional y la progresista, a su espíritu alegre y afable, y porque supo recoger en su obra el pensamiento ateniense de su Hª, su raza y sobre todo por su amor a Atenas, como empresa de futuro. También le otorgaron cargos políticos.
Por todo ello se ganó el éxito y favor de los atenienses, que le otorgaron 18 victorias en las Dionisias y 6 victorias en las Leneas (total de 24 victorias x4 obras =96 obras) que suponen un total de 96 obras premiadas.
Sófocles es el trágico que mejor nos expresa el sentimiento del “dolor absoluto del héroe” y de la “soledad, del abandono y del sufrimiento profundo de sus personajes” como se refleja en algunas de sus obras maestras : Antígona y Edipo.
De sus 123 obras (96 de ellas premiadas) sólo conservamos 7:
 “Ayante” (447), “Antígona” (441), “Traquinias”(438) y “Edipo Rey”(425), “Electra”(413), “Filoctetes”(409) y “Edipo en Colono”(406).
Evolución: El propio Sócrates y luego Schadewaldt distinguían 3 etapas en su obra:
1ª Etapa: Años 50 del poeta. Son obras de juventud hasta los años 50, de influencias esquíleas, abarcaría desde el Triptólemo (468), no conservada, hasta el Ayante(447).
2ª Etapa: (55-60 años). Antígona (441), Traquinias (438) y Edipo Rey (425).
3ª Etapa: (octogenario), Electra (413), Filoctetes (409), Edipo en Colono (406). En todas ellas hay relaciones entre las fuerzas que determinan al héroe: lo divino y los demás hombres.

EDIPO REY DE SÓFOCLES (FECHA DE COMPOSICIÓN HACIA EL AÑO 425 A. C).

ARGUMENTO:

La obra de Edipo Rey (Edipo, El tirano) comienza con el Coro de suplicantes de Tebas y el sacerdote de Zeus ante el palacio de Tebas para pedirle ayuda a Edipo y que acabe con la peste y la esterilidad que asola a la ciudad.
Creonte, su cuñado vuelve de Delfos para dar la causa de la peste en la ciudad, que es el crimen cometido del rey Layo.
Desde este momento Edipo se empeñará en buscar y castigar al verdadero culpable, que no es otro que él mismo. Tiresias y el pastor de Layo superviviente en la encrucijada de Fócide revelan al verdadero asesino de Layo. Al final se descubre su verdadera identidad y se desencadena la tragedia final, con el suicidio de Yocasta y la mutilación de los ojos de Edipo y su exilio.
Lo que pasa antes de establecerse Edipo en el trono lo vamos sabiendo a lo largo de la obra, como si de una novela-policíaca se tratara, ya que Edipo investiga la verdad hasta descubrir al culpable del crimen de Layo, y de la peste: Que resulta ser el propio Edipo y cuya trama y desenlace final no se nos desvela hasta el final de la obra con el desenlace trágico de los protagonistas (Edipo hijo de Yocasta se ciega los ojos) y Yocasta (se ahorca al saber la verdad).
ANTECEDENTES DEL DRAMA.
Layo, por haber raptado al hijo de su huésped Pélope, Crisipo, y haber introducido con ello en Grecia la pederastia, fue advertido por Apolo de que sería asesinado por el hijo que engendrara.
Nacido Edipo de su matrimonio con Yocasta, Layo mandó exponer al niño a uno de sus criados y que le atravesaran los tobillos con una hebilla, injuria de la que recibiría posteriormente el nombre de Edipo<
?Æ*\B@LH , literalmente "el de pies hinchados”. Compadecido el criado de Layo, de la criatura, se la entregó a uno de los pastores del rey Pólibo de Corinto. Este, a su vez, entregó el pequeño a su amo Pólibo, que, por carecer de descendencia, lo adoptó como hijo suyo.
Oyendo decir Edipo, ya de joven, en un banquete que no era verdadero hijo de sus padres de los reyes de Corinto (Pólibo y Mérope), se encaminó a Delfos para inquirir sobre su origen. Allí, un oráculo le informó de que estaba predestinado a matar a su padre y a casarse con su madre. Decidido a no regresar a Corinto, su supuesta patria, para escapar de horrores semejantes, yendo de camino a Delfos, en la encrucijada de Fócide, da muerte en una disputa ocasional, a su padre Layo, sin conocer su identidad y también mata al cochero;  pero el pastor de Layo, que iba con ellos se oculta tras una roca y sobrevive.
Llegado a Tebas encuentra devastado el país por un monstruo, la Esfinge, que aniquilaba a cuantos no sabían responder al enigma que les proponía. Edipo supo descifrar el conocido acertijo de las tres edades del hombre, y, o bien dio muerte a la Esfinge, o ésta, despechada, se mató a sí misma.
La hazaña le valió la mano de la reina Yocasta (Epicasta en Odisea XI, 271 y ss.), de la que tuvo cuatro hijos: dos varones, Eteocles y Polinices, y dos hembras, Antígona e Ismene, aunque, según una variante de la leyenda, la madre de su prole fuera una segunda esposa, Euriganía, después de la muerte de Yocasta.
El ciego-adivino Tiresias profetiza a Edipo las desgracias por los crímenes cometidos. Al principio se niega a revelar la desgracia pero ante los insultos y el maltrato de Edipo se lo dice. Desvela al culpable de los crímenes cometidos y al responsable de la peste de Tebas. Tiresias encarna el castigo divino de Edipo por el parricidio y el incesto.
Los pastores de Layo y Pólibo revelan la verdadera identidad de Edipo y el regicidio cometido en la encrucijada de la Fócide.
Yocasta intenta en vano desviar la culpa o aliviar el pesar de su hijo antes de que descubra su verdadera identidad, diciéndole que fueron varios los salteadores que mataron a Layo y que el rey Pólibo de Corinto que acaba de morir es su padre. Esto en parte le alivia de culpa, pero el pastor de Layo que es el único superviviente de la matanza de Fócide, es testigo del asesinato del rey Layo y el que salvó al niño Edipo y acaba identificándolo.
La naturaleza de las relaciones de ambos esposos, queda así al descubierto: Yocasta se suicidó ahorcándose en palacio, y Edipo se arrancó los ojos con la hebilla del vestido de su madre, fue depuesto del trono por Creonte y se marchó al exilio. Sus hijas aparecen al final para consolarle en su desgracia, pero Creonte no deja que le acompañen al exilio. Creonte se queda como regente y lo expulsa del reino. Creonte es hermano de Yocasta y cuñado de Edipo, es un advenedizo al poder que aprovecha el momento para subir al trono de Tebas, como sucedió con un caso histórico con el  emperador Tiberio.
Lo que le sucedió a Edipo después de su exilio a Colono en compañía de su hija Antígona, se cuenta en la obra de Edipo en Colono, sobre su muerte circulaban varias versiones, recogiendo Sófocles en su Edipo en Colono la de la tradición ática.
Lo que les ocurrió a sus hijos y a Creonte se narra en La Antígona:
Le sucedieron en el trono sus hijos Eteocles y Polinices, que acordaron reinar alternativamente cada uno un año, para evitar el cumplimiento de la maldición de su padre Edipo(al ser expulsado de Tebas por sus propios hijos, los maldijo prediciéndoles que morirían el uno a manos del otro por el trono; pero, incursos en la maldición paterna, no pudieron mantener pacíficamente su acuerdo. Al final de su año de mandato, Eteocles no quiso hacer entrega del poder a su hermano Polinices, que vino sobre Tebas con los Siete para recuperar su trono por las armas. Muertos ambos en combate, Creonte, ascendiendo a la dignidad real, prohibió dar sepultura a los cadáveres de los Siete, desobedeciendo Antígona su mandato en el caso de Polinices. La sucesión de sus hijos y su muerte se narra en la Antígona. Los Epígonos, hijos de los Siete, hicieron años después una expedición a Tebas para tomar una venganza.
En esta tragedia de EDIPO REY O TIRANO, se recogen bastantes elementos novelescos y del folclore universal como son:
El tema del recién nacido abandonado o niño expuesto, la muerte del monstruo por el héroe y la boda con la princesa como recompensa. Estos temas influyen en otras leyendas donde se trata el tema del niño expósito o abandonado, como en las leyendas de Rómulo y Remo, o en la de Moisés abandonado en el Nilo nada más nacer, o en la del Lazarillo de Tormes, (también está el tema del ciego Lazarillo y su acompañante niño-esclavo que aparece en el personaje del ciego-adivino Tiresias y el esclavo, y en Edipo y su hija Antígona que le sirve de Lazarillo en el exilio después de su autolesión de ceguera), etc.
Hay otros elementos que son eco del acontecer histórico: La expedición de una alianza de príncipes contra Tebas, su derrota y la subsiguiente expedición de represalias.
Otro elemento novedoso que no aparece en el resto de las tragedias griegas es el de la boda incestuosa del hijo con la madre, que se critica en la obra por la peste que asola a Tebas, y que afecta a todos los seres vivos: animales, personas y plantas, como una maldición mítica y religiosa o  miasma religioso y que produce una esterilidad en las mujeres ganados y plantas.
Edipo es un tirano que se ha instalado en el poder por estos dos procedimientos ilegítimos (incesto y parricidio) aunque soluciona el enigma de la Esfinge. Tiene cualidades y defectos que le hacen más humano y cercano a nosotros, y su caída nos mueve a la compasión del héroe. La ignorancia de los hechos que comete y su búsqueda continua de la verdad le hacen en cierto modo inocente en cuanto a la intención de los hechos cometidos, pero no en la práctica, en el plano de los hechos. Tal vez por eso caiga simpático al público, ya que busca sin saberlo al verdadero culpable del asesino de Layo y quiere castigarlo para acabar con la peste de Tebas.
Su tremenda caída y la aceptación del castigo le convierten en un héroe trágico, que se va sólo al exilio con su hija Antígona. Sin embargo, su comportamiento es tiránico con sus súbditos, desconfía de los que le rodean, es un blasfemo con relación a los oráculos, y con Tiresias y tiene una actitud racionalista de desconfianza hacia ellos, (reflejo de la actitud de los sofistas de su tiempo), aunque tiene otras cualidades: Su búsqueda continua de la verdad, es valiente, inteligente, honrado, decidido, y reconoce sus yerros y los asume al final cuando conoce la verdad. Busca el bien de la ciudad de Tebas, huye de Corinto para escapar a la profecía. Esta mezcla de cualidades y defectos le hacen más cercano a nosotros y nos cae simpático, nos mueve a compasión, a temor y nos sirve de Katharsis (purificación) final cuando reconoce  sus yerros o faltas.
Según Aristóteles la tragedia griega debía tener varios elementos y sentimientos que conmuevan al espectador y le sirvan de Katharsis. Estos elementos se encuentran muy bien definidos en Edipo Rey:
1.- El temor y horror por los delitos cometidos, el temor ante un castigo inmerecido o incierto.
2.- La compasión del héroe por el castigo sufrido.
3.- El reconocimiento (anagnórisis) de los yerros o faltas cometidos.
4.- La Katharsis final (alivio y liberación o purificación de la culpa), que se produce por el reconocimiento del orden natural de la cosas y por el valor perdurable de las acciones humanas (parricidio, incesto, niños-expósitos). Los Horrores aparecen criticados en la obra  de forma negativa por su castigo. A la mentalidad actual también nos parecen reprobables, de ahí su valor universal y perdurable. La finalidad de la tragedia era mathein pathein o aprender por el sufrimiento, la Katharsis final. El héroe Edipo representa el símbolo del sufrimiento humano ante la desgracia.
La finalidad de la tragedia era servir de enseñanza al oyente mediante el sufrimiento, es decir,  el lema griego de mathein pathei (aprender por el sufrimiento). Lo mismo que en la comedia la finalidad era “aprender por la risa” que cura y purifica (catarsis) o  lema del mathein geloio, “aprender a través de la risa”).
Los conceptos religiosos de la hybris (pecado de orgullo humano, soberbia), de la Ate (ceguera espiritual del propio Edipo) y de la Némesis (castigo o venganza) están presentes en toda la obra de Edipo Rey, desde el momento en que la propia Hybris (soberbia y orgullo) del héroe Edipo le produce su propia Ate o ceguera y esta Ate le va a desencadenar su propia ruina por parte de los dioses, al reconocer la auténtica verdad de su identidad y de sus errores.
Como decían los antiguos griegos: La Hybris (soberbia y orgullo humano) produce Ate (ceguera, como la ceguera espiritual de Edipo ante Tiresias o la de Creonte en Antígona) y esta Ate desencadena la Némesis (Castigo) de los dioses.
Esta obra de Edipo Rey y la Antígona de Sófocles son las dos piezas maestras y las que más impacto e influencias nos han dejado a la posteridad.

Obras con mensaje:

En ambas obras, Edipo y Antígona, se presenta el castigo del hombre que traspasa los límites religiosos y los de  las leyes naturales. El transgresor es castigado.
La Hybris: La arrogancia y soberbia inicial de Edipo para reconocer su culpa le hace caer en desatinos contra sí mismo y contra  los que le rodean, pero al final la Hybris o soberbia que le produce su ceguera mental se convierte en lucidez al reconocer la verdad. La ignorancia se convierte en anagnórisis, o reconocimiento de su culpa, de su identidad y de la verdad.
Ambas obras tienen ese valor ético-religioso que Sófocles quiso contraponer a ese excesivo relativismo antropológico de su época en la que el hombre era el centro de todo y la medida de todas las cosas para poner de relieve como dijo Platón en su vejez que “sólo la divinidad es la medida de todas las cosas”.
Los yerros, las faltas de Edipo y su reconocimiento de culpa explican el reconocimiento de estos valores universales, que aparecen en la obra criticados de forma negativa por el castigo de los personajes como son:
El respeto a la vida (critica del infanticidio y abandono de niños), respeto a los padres (parricidio de Layo), no al incesto (Edipo con Yocasta), no al abandono de los niños como lo fue Edipo por sus padres, no a la pederastia como lo hizo Layo con Crisipo (por eso sufrió el castigo de su hijo Edipo sin saberlo), etc.
 Creonte en la obra de Antígona sufre el castigo por oponerse a las leyes divinas y naturales de enterrar a los muertos y condenar a la protagonista Antígona.
Edipo, Layo y Yocasta también sufren su castigo por oponerse a esas normas morales y sociales. Esta es la verdadera Katharsis o sosiego y alivio final que nos produce el sufrimiento del héroe al reconocer su culpa.

EDIPO REY EN LA PSICOLOGÍA, LA LITERATURA, LA PINTURA, LA MÚSICA Y EL CINE. WIKIPEDIA
INFLUENCIAS:
                1.            En Psicología, fue S. Freud el que adoptó en su teoría del psicoanálisis los términos del Complejo de Edipo y de Electra (otra obra de Sófocles) para explicar el comportamiento infantil de los niños hacia sus padres y madres, que Freud tomó de estas dos tragedias de Sófocles.

El Complejo de Edipo de Sigmund Freud

Complejo de Edipo, acuñado por Sigmund Freud en la elaboración del psicoanálisis.
Este mito inspiró a Sigmund Freud en su teoría del complejo de Edipo. En la Interpretación de los Sueños (1900), Freud aclara la relación que él encuentra entre el Mito de Edipo y el Complejo: “Si Edipo Rey es capaz de conmover al lector moderno, como a sus contemporáneos los griegos, es porque el efecto de la tragedia… no depende del conflicto entre el destino y la voluntad humana, sino de la naturaleza peculiar del material que se revela…”
Predecesor: Layo y Yocasta - Reyes de Tebas-  Sucesor: Creonte
2.            En literatura: 
Obra original de Edipo rey (Oι̉δίπoυς τύραννoς, post 430 a. C.), tragedia griega de Sófocles
  1.            Edipo en Colono (Οδίπους π Κολων, 406/405 a. C.), tragedia griega de Sófocles;
   2.            Edipo (Œdipus, siglo I), tragedia de Lucio Anneo Séneca;
      3.            Roman de Thèbes, anónimo del siglo XII, Edad Media.
      4.            Autores del Renacimiento tratan en sus obras Edipo, como Pazzi(1420) y Sachs(1550).
     
              En el siglo de oro, siglo XVII:

      5.            Corneille (1659) y Lee&Dryden (1679) y Calderón de la Barca (1600-1681).
      6.            Edipo (Œdipus, a Tragedy, 1678), adaptación teatral de John Dryden;
      7.            Edipo (Voltaire) (Œdipe, 1718), obra de teatro de Voltaire;
      8.            Edipo (Œdipe, 1913–1931), ópera de George Enescu;
       9.            El Anti-Edipo (L'Anti-Œdipe, 1972), volumen teórico de Félix Guattari y Gilles Deleuze.

    10.            En el siglo XVIII, Voltaire. 
  11.            En el XIX, Hörderlin y Shelley (1820), un drama satírico-político que Shelley dirige contra Jorge IV. 
  12.            En el siglo XX, Cocteau (1928) y la “machine infernale”, obra burlesca de Cocteau (1936) Gide (1931). 
  13.            En España, Luis Martín Santos en su novela Tiempo de silencio (1962), utiliza la figura de Edipo para un personaje que busca el amor de su madre en los prostíbulos en compañía del protagonista de la obra. Martínez de la Rosa en su obra Edipo (1833) suprime los errores de Corneille y Voltaire, que introducían personajes secundarios, como Cleón, y se centra en el personaje central, Edipo.

Obras de teatro sobre el personaje de Edipo

  14.            Edipo rey y Edipo en Colono de Sófocles
  15.            Edipo de Séneca
  16.            Los siete contra Tebas de Esquilo
  17.            Edipo de Giovanni Andrea dell'Anguillara (1565)
  18.            Edipo de Pierre Corneille (1659)
  19.            Edipo de John Dryden y Nathaniel Lee (1678)
  20.            Edipo de Voltaire (1718)
  21.            El Edipo romántico de August von Platen-Hallermünden (1828)
  22.            Edipo de Francisco Martínez de la Rosa (1829)
  23.            Edipo y la esfinge de Joséphin Péladan (1903)
  24.            Edipo y la esfinge de Hugo von Hofmannsthal (1906)
  25.            Edipo de André Gide (1930)
  26.            La máquina infernal de Jean Cocteau (1932)
  27.            Oedipe ou Le crépuscule des dieux de Henri Ghéon (1938)
  28.            La esfinge sin secreto de Ricardo López Aranda (1958)
  29.            Oedipe ou Le silence des dieux de Jean-Jacques Kihm (1961)

Novelas y poemas sobre el personaje de Edipo:

  30.            La Tebaida de Publio Papinio Estacio
  31.            Le Roman de Thèbes - anónima del siglo XII
  32.            Edipo en el camino de Henry Bauchau (1990)
  33.            Edipo rey de Didier Lamaison (2006)
  34.            Mes Oedipes de Jacqueline Harpman (2006)
  35.            Layos, la historia de un mito griego de Josep Asensi (2009), Ediciones Evohé, ISBN 978-84-936908-1-6

10 .- Calderón de la Barca, en La vida es sueño.
El rey de Polonia, Basilio encarcela a su hijo, Segismundo, con cadenas en una torre para que no se cumpla el hado de las estrellas que profetiza que causaría guerras en el reino, sería un tirano y pondría al rey Basilio, su padre bajo sus pies. Cuando a veces le sueltan para ver si se produce algún cambio en él, Segismundo cree que vive en un mundo de sueños. Pero el rey no se fía y le vuelve  a encarcelar, sin embargo, la profecía no se cumple como en Edipo, ya que la madre de Segismundo muere al nacer el hijo y su padre Basilio no muere a sus manos porque al final se arrepiente a tiempo y es un buen gobernante.
Freud decía que las relaciones padre-hijo que son hostiles al principio, son el resultado de reverberaciones edípicas, es decir, que admite cierta ligazón temática con el Edipo Rey, aunque hay diferencias, como afirma Ciriaco Morón en la pág. 39 de su edic. Cátedra: Segismundo mata a su madre al nacer y no a su padre, que no muere. El tema fundamental según C. Morón sería la falta de educación de Segismundo y su privación de libertad, el libre albedrío, que provocan su mal comportamiento inicial.
En la comedia de 1620, “los dos amantes del cielo”, Calderón de la Barca narra un cuento que trata el incesto y el parricidio de Edipo, y se censura el matricidio (Electra):

Uno, enamorado
de su madre, muerte dio

1 Salir a visita:
“Comparecer ante la justicia”
a su padre. El tal salió                            
a visita1, y un letrado
empezó a abogar por él,
pero el juez, muy impaciente,
dijo: —“Un hombre tan prudente
¿un delito tan cruel
defiende, que mayor que él
no se pudo hallar?”. —”Señor,
dijo el letrado—, es error,
que si a su madre matara
y a su padre enamorara,
fuera el delito mayor”.

4.- EDIPO REY EN LA PINTURA:
 2. EDIPO Y LA ESFINGE de 

Gustave Moreau 1864,
la Esfinge echando sus 
garrassobre un languideciente 
Edipo.








1 Edipo y la esfinge de Jean Auguste Dominique Ingres; (1808), Edipo con la Esfinge, resolviendo el enigma.

     

 




     


    

 

    



       











































 





5.-   En escultura, destacan algunas romanas y griegas en sarcófagos, como el sarcófago romano del Museo Laterano del Vaticano. Otros autores modernos son: Silvagni (1818) lo representó en esculturas con sus dos hijas. Hugues lo inmortalizó en mármol (1882-85) y Max Ernst tiene una esfinge y un Edipo Rey del año 1945. LA ESFINGE DE NAXOS
La leyenda de Edipo ha inspirado a numerosos autores clásicos y contemporáneos.
6.- EDIPO EN LA MÚSICA EN LA MÚSICA:
1        En el Teatro musical, Strawinsky, ópera musical Edipo rey (ópera), un oratorio de Ígor Stravinski; (1928), Purcell (1692), Orff (1959).
2        Edipo en Colonna de Sacchini (1786) (ópera)
3        Edipo Re de Leoncavallo (1920) (ópera)
4        Oedipus Rex de Stravinsky (1927) (ópera)
5        Oedipo de Enescu (1936) (ópera)
6        Oedipus de Regina Spektor del álbum Songs(2006)(canción)
7        The End de The Doors del álbum The Doors (álbum) (1967) (canción)
8        Edipo de Tebas de Les Luthiers en Viejos Fracasos (1977) (cantar bastante de gesta)
9        Miseria de Night R.I.P del álbum Black Diamond (Diamante Negro) (2011) (canción)
10    Edipo Rey de Def Con Dos del álbum Tercer Asalto (álbum) (1991) (canción)
7.- EDIPO EN EL CINE

1.      Edipo re de Pier Paolo Pasolini, 1967, con Franco Citti, Silvana Mangano y Alida Valli.[18] En el cine italiano destaca P. Paolo Pasolini, Edipo Rey (1967).
2.      Edipo re de Giuseppe de Liguoro, 1909
3.      Edipo alcalde 1996 película colombiana dirigida por Jorge Alí Triana
4.      Edipo de Raoul Ruiz 2004,
5.      Incendies 2010 película canadiense dirigida por Denis Villeneuve
6.      En la obra del dúo teatral colombiano El Águila Descalza, “Va la madre”2006 se cuenta de una manera humorística la tragedia de Edipo Rey.
Otros
  1. Saguinus oedipus, primate platirrino sudamericano;
Personajes de Edipo Rey Wikipedia
Personajes de los hechos anteriores a la tragedia
  • Lábdaco: rey de Tebas, padre de Layo. Debido a la gran ofensa que hizo a los dioses, su familia sufrió la furia de las deidades.
  • Layo: rey de Tebas, hijo de Lábdaco, padre de Edipo, y esposo de Yocasta. Abandonó a su hijo Edipo por un oráculo que decía que lo mataría y se casaría con su esposa Yocasta.
  • Pólibo: rey de Corinto y padre adoptivo de Edipo.
  • Mérope: reina de Corinto y madre adoptiva de Edipo.
Personajes de la tragedia
Personajes principales:
  • Edipo: rey de Tebas y esposo de Yocasta. Por haber librado a la ciudad de la amenaza de la Esfinge, los tebanos lo habían elegido como rey.
  • Creonte: es el hermano de Yocasta, a quien Edipo acusa de querer usurpar su trono (vale aclarar que Creonte no tiene dicha intención). Queda a cargo de las hijas y del trono de Edipo cuando este se va.
  • Tiresias: un adivino tebano.
  • Yocasta: reina de Tebas. Se casó con Edipo tras el asesinato de su anterior esposo, Layo, y padre de Edipo.
  • Corifeo: un sacerdote anciano, portavoz del coro.
Personajes secundarios:
  • Coro de ancianos tebanos.
  • Mensajero de Palacio de Tebas: Narra el suicidio de Yocasta.
  • Mensajero corintio del rey Pólibo: lleva a Yocasta la noticia de la muerte del rey Pólibo.
  • Corifeo: testigo y relator de los últimos sucesos y del desenlace final.
  • Sacerdote de Zeus: ministro del culto religioso de Zeus.
  • Pastor o siervo de Layo: anciano, antiguo servidor del difunto rey Layo.
  • Cochero y siervo de Layo: testigo que presenció la muerte de Layo y sabe que el asesino es Edipo.

·         Estructura

Edipo Rey es una obra dramática en un solo acto, pues toda la obra se desarrolla en una unidad de tiempo. La obra es una tragedia. Como tal, presenta a personajes eminentes, de elevada condición social, utiliza un lenguaje solemne y elevado y concluye con el sacrificio de varios personajes (en este caso, dos: Yocasta y Edipo), que pagan con la muerte (Yocasta) o la ceguera y el exilio (Edipo) sus acciones.
·         Consta de un prólogo, seguido de ocho episodios (escritos en trímetros yámbicos), entre los cuales se intercalan las intervenciones solistas del coro (párodos, cuatro estásimos) y el diálogo lírico del coro con los demás personajes. Las partes del coro (incluido el diálogo lírico con los demás personajes) se cantaban; el resto se recitaba. En el recitado, además de trímetros yámbicos, hay también algunos pasajes en anapestos y tetrámetros trocaicos catalécticos.

1. Prólogo (1-150).
2. Coro: Párodos. (151-215).
3. Primer episodio:
3.1. Monólogo de Edipo (216-299).
3.2. Agón de Edipo y Tiresias (300-461).
4. Coro: primer estásimo (463-511).
5. Segundo episodio:
5.1. Monólogo de Creonte (512-531).
5.2. Agón de Edipo y Creonte (532-649).
6. Primer diálogo lírico: Edipo, Yocasta y el coro (650-696).
7. Tercer episodio: diálogo de Edipo y Yocasta (697-862).
8. Coro: segundo estásimo (863-910).
9. Cuarto episodio:
9.1. Monólogo de Yocasta (911-923).
9.2. Yocasta y el mensajero (924-949).
9.3. Yocasta, el mensajero y Edipo (950-1072).
9.4. Edipo y el mensajero (1073-1085).
10. Coro: tercer estásimo (1086-1109).
11. Quinto episodio: Edipo, el mensajero y el siervo (1110-1185).
12. Coro: cuarto estásimo (1186-1222).
13. Sexto episodio: mensajero de palacio (1223-1296).
14. Diálogo en anaspestos de Edipo y el corifeo (1297-1311).
15. Segundo diálogo lírico: Edipo y el corifeo (1312-1368).
16. Séptimo episodio: Monólogo de Edipo (1369-1421).
17. Octavo episodio: Edipo y Creonte (1422-1514).
18. Diálogo en tetrámetros trocaicos catalécticos de Edipo y Creonte (1515-1523).
19. Despedida, quizá apócrifa, del corifeo (1524-1530).

FUENTES:

·         Wikipedia

·         Sófocles. Edipo. Editorial Guadarrama. Punto Omega Barcelona, 1982.Introducción y traducción de Luis Gil