15 ene. 2012

Ulises y las sirenas.comparacion con la sirenita de disney y Andersen.Vanessa Martín Crespo

Vanessa Martín Crespo(Alumna de Filología Inglesa. Curso 2007/2008 Mitología Clásica)

La Sirenita: de Homero a Andersen y Walt Disney



Resumen de la película de Walt Disney. Comparación con el cuento de H.-Cr. Andersen

Ariel es una sirena que vive recluida en el mundo submarino junto con su padre Tritón (en el cuento de Andersen estaría acompañada por su madre), sirenita que, al cumplir los dieciocho años, ansía hacer algo más con su vida: quiere visitar el mundo de los humanos.

En la película de Walt Disney un día Ariel se encuentra con un barco que naufraga. Ella llevada, por la impresión que le ha causado un muchacho humano muy atractivo, intentará ayudar salvando a los tripulantes. Ariel le salva. Y, al regresar a su casa, todos perciben algo nuevo: la joven está enamorada.

Llevada por el sentimiento puro del amor, Ariel acude a la Bruja del mar para que le dé un par de piernas y poder explorar ese mundo extraño al que pertenece Eric.

Ella conseguirá las piernas pero bajo un gran precio: la Bruja se quedará con su hermosa voz. Pero a ella eso no le importa. Posará sus piernas en el mundo de los humanos y poco después se encontrará con Eric. En su palacio, además de descubrir que es un príncipe, disfrutará de muchos lujos y comodidades. Después de esto, según la versión de Walt Disney, Eric se habría enamorado de la voz angelical de Ariel pero, como está no puede hablar, el joven reconoce la voz en otra muchacha de cabello azabache (la Bruja del mar). Según la versión de Andersen, Eric encontraría a una muchacha idéntica a Ariel. El caso es que el príncipe se casará con la muchacha equivocada y no con Ariel.

Ariel que se halla sumida en una profunda tristeza, aún recuerda lo que suponía su trato con la Bruja del mar: “ Al amanecer del segundo día, si no has conseguido a tu hombre me quedaré con tu voz (versión de Walt Disney) / morirás (versión de Andersen)”.

Así pues, llega el amanecer y la pobre Ariel no se halla casada con Eric. Según Andersen, morirá, si bien finalmente se convertirá en un espíritu del aire. En la versión de Walt Disney Ariel consigue hacerse de nuevo con su voz, deshacerse de la Bruja y casarse con Eric.



Comparación con las sirenas del mito griego

Ariel

Si atendemos al tratamiento que Andersen, de una parte, y Walt Disney, de otra, dan de la "Sirenita" y lo comparamos con la figuración de las sirenas en la épica griega, son varios los puntos sobre los que merece llamar la atención.

I. En primer lugar, vemos en las dos películas que la factoría Disney dedica a la Sirenita varios factores en común: La sirenita parece poseer un aspecto de quinceañera cuando, en realidad, tendría doscientos años.

H. Draper, "Ulysses and syrens", 1909.



II. El uso de la voz para encandilar al público, es algo real.

Las sirenas poseían una voz cautivadora, tanto es así, que muchos marineros (el mismo Odiseo tuvo que enfrentarse a ellas mientras estaba atado al mástil de su barco, Jasón conseguirá acallarlas con el canto aún más cautivador de Orfeo) habrían dado su vida por tirarse al mar para así gozar de ellas más cerca.

Por lo tanto, el uso de sus cánticos no era nada benefactor, sino todo lo contrario: lo que buscaban era matar a cualquier hombre que se les acercara. Por eso, cuando en ambas historias se observa como Ariel (“La Sirenita” de Walt Disney) salva a un humano e incluso visita su mundo, nos parece imposible viniendo de seres de naturaleza mortífera



III. En cuanto a que las sirenas eran hijas de Tritón, no se sabe a ciencia cierta si así era. Tritón (hijo de Poseidón y Anfitrite) parece que en ambos films posee el tridente del mismísimo Poseidón (con el cual Poseidón sembraba sequías, inundaciones y terremotos) y el control del mar. Sin embargo, todo esto debería estar asignado a Poseidón.

Por otro lado, también es peculiar la visión que las películas actuales ofrecen de los tritones, seres marinos que tocaban la caracola y que vivían en sociedades patriarcales con las sirenas.

Nada de esto se plantea en el mito griego, donde los tritones, descendientes de Tritón, el hijo de Posidón, proliferan en las cabalgatas marinas, pero no tienen más protagonismo, ni guardan relación en principio con la Isla de las Sirenas y las prácticas de éstas.



IV. En la película y en la historia de Andersen, aparece la sirena Ariel mitad mujer mitad pez. Sin embargo, no siempre fue así. Antiguamente, se las representaba como un ser mitad ave rapaz y mitad mujer.



V. Por último, cabe resaltar en cuanto a las diferencias entre el relato de Andersen, la película de Disney y lo que nos relata el mito, que las sirenas se situaban en arrecifes o rocas, en ningún caso en el fondo del mar. Y que sólo "simpatizaban" con el mundo de los humanos para matarlos.

La Sirenita en Copenhaghe